sábado, 15 de octubre de 2011

La estafa consentida



Tengo que ponerme a escribir de una vez esa maldita carta, porque por teléfono (que contradicción) no me hará caso, se inventará toda clase de argucias para que no me vaya, como la última vez. 
Me tiene prisionera y me estafa minuto a minuto. 
Y yo se lo permito. 
Tengo tantas cosas que decirle, que no se por donde empezar. Aunque si nunca me ha hecho caso, ¿de qué me sirve decirle ahora el motivo por el cual le abandono?

Me han llovido tantas ofertas, que me ha costado decidirme, pero ahora  ya tengo a otro pretendiente a quien entregarle mi sangre, otro que me tratará como merezco durantes unos meses y después cuando piense que le pertenezco, se relaje  y demuestre, sin ningún pudor, ser igual de estafador, inepto y capcioso.
Está bien. Basta. A escribir se ha dicho. 
Me voy a otra compañía de teléfonos y punto. ¡Te odio maldito “Movistar”!

4 comentarios:

  1. Tata! que diver, ponte Orange como yo.jiji

    ResponderEliminar
  2. Jijiji, Tata-Isa :) Esperaré a ver si otro pretendiente me hace aún, una mejor oferta.
    Besitooooos

    ResponderEliminar
  3. Dichosa tu, que sólo odias a Movistar!!!, otros odiamos también a Jazztel, Vodafone..., etc. etc.
    Creeme, todos son iguales, prometen, prometen...
    Venga... sigue buscando.
    Sara

    ResponderEliminar
  4. ¿Os imaginais un mundo donde los usuarios y clientes realmente "siempre tuvieran la razón"? Sara, cuánta razón tienes, porque ese elenco de maravillosas compañías son "odiadas" por méritos propios :)
    Un abrazote!

    ResponderEliminar