domingo, 23 de octubre de 2011

La memoria




Estoy delante de la nevera y la miro como si fuera mi peor enemigo. ¡Diantres!, ¿qué es lo que quería coger de su interior?

Estoy cocinando y ahora no recuerdo si ya he echado uno de los ingredientes principales al guiso o no. ¡Rayos y centellas!, a ver si me va a salir una tarta de guisantes en vez de pastel de pescado.

Estoy delante del televisor y ya no recuerdo que serie estaba viendo, antes de ir, en la pausa, al baño. ¡Caracolas!, ¿habrá acabado ya y esta es otra? Que yo recuerde ese actor hacía de asesino…¿por qué hace ahora de cura de parroquia?

Estoy en la cama con un hombre, me acaba de dar un beso al despedirse de mí, diciéndome que pronto nos veremos. "¿Que pronto nos veremos?" ¡Diantres, rayos, centellas y caracolas! ¿Pero es que no me he acostado con mi marido?
Estoy segura que en cuanto se lo cuente, se va a reír como un loco, el ya sabe el desastre de memoria que tiene su mujer.

4 comentarios:

  1. Jijiji, Tata-Isa, no se si "el marido" opinará igual :)

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que se va a reír como un loco, jajaja... Yo, al menos, me he reído.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. mmmmm Maribel, buenos días, antes de irme a trabajar anima saber que robo sonrisas :)

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar