sábado, 15 de octubre de 2011

Seca tus lágrimas



Coge tu copa y seca tus lágrimas. Vamos a brindar por ti y por tus últimas lágrimas derramadas y después, mi querida alma en pena y de esperanzas frustradas, saldremos a la calle para que te distraigas, y verás que la vida sigue, que ningún hombre merece tus lágrimas y que si alguien no te quiere, duele, duele mucho, lo sé, pero a tu edad, ¡a tu edad! Esas lágrimas caerán en el olvido dentro de nada.

Venga, vamos, voy a demostrarte que aquello que digo, me lo ha enseñado la vida y... algunas lágrimas, que yo también derramé en el pasado, con más o menos tu edad, pero que cayeron en el olvido y al final, no fueron nada. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario