lunes, 26 de marzo de 2012

Si no puedes con el enemigo...




Siempre demuestro lo humana que soy, cuando dejo un comentario en un blog, porque me gusta lo que he leído y llego al final del proceso y veo eso de: “ahora demuestra que no eres una máquina”
¡Juro que no lo soy!
Una máquina jamás perdería tanto tiempo en descifrar esas letras ininteligibles.
Una máquina jamás tendría esa paranoia de pensar “¿y si le doy para que me las cambie y las que me muestran son peor aún?”
Una máquina jamás pensaría eso de “me niego… ¡uf! Estoy por no dejar el comentario, pero es que me ha gustado tanto lo que acabo de leer…”.
Una máquina nunca sería tan testaruda como para seguir dejando comentarios, aún acabando con ese tic nervioso en el ojo.
Y sigo demostrando que no soy una máquina, cuando al final logro descifrar el captcha odioso y ¡ala! A crear frasecitas con las letras, que nada significan y a reírme como una loca, por las ocurrencias que me vienen en mente.
Lo dicho “si no puedes con el enemigo, únete a él”.

9 comentarios:

  1. No, por Dios, sólo espero que al final de este comentario se publique sin tener que guiñar los dos ojos a ver qué demonios son esas letras de Satanás.

    Hace semanas me dediqué a pedir por favor a los blog que sigo que quitasen las palabras de verificación, algunos lo hicieron, por lo que les estaré siempre agradecida, sin embargo otros las mantienen como si quisieran castigar a quien con sana intención les visita.

    Ahora daré a publicar... y te juro que si te has unido a ellos te desearé para el verano que no bajen los 43º en tu ciudad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias hermosa, te deseo el verano más fresquito que hayas pasado en tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me he perdido la iniciativa, pero me sumo, como puedes ver, incluso sin saber de ella ¡Qué cosas! Así que ya puedes estar poniendo velas para que mi verano sea lo más fresquito posible.
      ¡Muaks!

      Eliminar
  3. reconozco que cuando la máquina me dice que no ha quedado mi comentario me llevan los demonios...a veces opto por mandar un comentario a viva voz, a veces opto por mandar un amil simplemente, tratando de reproducir mi comentario perdido, pero siempre me acuerdo de los muertos del tipo-máquina que me lo ha dificultado...
    medio beso.

    ResponderEliminar
  4. Pero sí!...si esa verificación es insoportable, molesta e innecesaria!...si para filtrar spam ya está el automático de blogger, que en eso es muy eficiente!


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me identifico mucho con tu entrada. Por otra parte eso de "demuestra que no eres una máquina" a veces me plantea una duda existencial ... ¿lo seré? Creo que no, pero si este aparato es tan inteligente y tiene sus dudas a lo mejor ...
    Un abrazo humano (¿o mecánico?).

    ResponderEliminar
  6. Aquí te dejo al inventor de las "Captchaps" con sus explicaciones, no te lo pierdas es divertido...
    http://www.youtube.com/watch?v=x1ShVyBm8GU&feature=player_embedded
    bssos

    ResponderEliminar
  7. Push, pash pimbalotoch, bropnjt.

    Abrachoz.
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar
  8. Gracias a la información de Spaghetti (gracias, tesoro) he cambiado de opinión sobre los captcha. Ahora que sé que también ayudan a digitalizar libros, los escribiré "sacrificadamente" pero sin sentirme una mártir nunca más:)
    Un beso, un abrazo y una flor para: Gustavo, Neogeminis, Juan Carlos y sergio astorga, que me han honrado con sus inestimables, divertidos y siempre bienvenidos comentarios.

    PD: Me encanta que una entrada tan simple, como esta, me haya enseñado algo más hoy. La vida, sigue dádome sorpresas gratas.
    Gracias a todos, por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar