lunes, 9 de abril de 2012

La mentira disfrazada




Entendí que era el amor, cuando me dijo: “te quiero”. Y que era el dolor, cuando me dijo: “me voy”. Y entendí, más que nunca, que era el perdón, cuando me dijo: “he vuelto, para siempre”. Y aunque sé que lo amo y me ama, más que a nadie y a nada, no logro comprender, porqué veo en él falsedad, cada vez que se va de casa, cada vez que lo miro y evita mi mirada, cada vez que leo entre líneas, la mentira disfraza…



Entendí que la amaba, cuando le dije, te quiero y era la primera vez que pronunciaba esas palabras. Entendí que era el dolor, cuando tuve que irme, sin poder decirle a dónde y porqué. Y rogando porque aún me esperara, entendí que era el perdón, cuando ella, me indultó indulgentemente, cuando volví a su vida de nuevo y allí me quedé, porque ella era mi lucidez y mi ancla.
Me pregunto que diría ella, si supiera, que todo aquello que le ofrezco, es sincero. 
Todo, menos mi otra vida, la que escondo para protegerla.
La otra vida, de la cual, jamás, podrá saber nada.

Soy espía.
Este es mi secreto.
Y vivo constantemente, una mentira disfrazada.

16 comentarios:

  1. Resulta conmovedora esta historia. Pero también podría sincerarse un poco más con ella para restar sufrimiento cuando dice "me voy". Vivir una relación de incertidumbre tiene que ser tremendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero él volvió y se quedó para siempre, mj, aunque ya ves bajo qué condiciones :)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Guauuuu..., esto es como la película "Mentiras arriesgadas" ¿no?
    Tiene que ser toda una odisea vivir con un espía y no saberlo, qué morbo.

    Besos Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, de esa película, lo que me gusta es el tango final, Elena. He intentado más de una vez ponerlo en práctica con el resultado de algún esguince y costillas rotas jajajajajaja
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Sería un interesante tema de debate el que se desprende de tu entrada, Juji. ¿Es lícita la mentira, el engaño, para proteger a la persona amada?. ¿Debe de pesar más la sinceridad, la confianza en el otro?. ¿La mentira a veces puede ser el mal menor?. En cualquier caso, una preciosa historia de amor la que hoy nos traes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe. Coincido contigo totalmente, en que es un tema de debate interesantísimo. De esos que puedes estar días y días, sin llegar a una conclusión "acertada", porque todos opinaríamos de diferentes maneras.
      Un placer que te haya gustado la historia de amor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Dicen que ocultar la verdad no es mentir, es proteger. Yo prefiero siempre que me lo digan todo, para poder tener la opción de elegir si la acepto o no. Pero en este caso es una mentira blanca, algo que no hace tambalear el amor que se tienen. Y por eso la aceptaría.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, Sindel, a veces, la mentira, es una buena opción para vivir en paz y armonia, ¿verdad?
      Un besazo.

      Eliminar
  5. jejeje...esclarecedor final, con una chispa de humor inesperado!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si en vez de espía, llega a ser "vendedor de ropa interior femenina", la cosa habría sido más sospechosa, Neo, jajajaja
      Un abrazote.

      Eliminar
  6. Es que la misión + dura para el espía es proteger con mentiras a quien se quiere, porque es lo único verdadero que posee, una contradicción sin duda, salvaguardar con mentiras lo verdadero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu última frase, Gloria, "salvaguardar con mentiras lo verdadero". Lo describre todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me fascinan las historias en que se ven las diversas caras de la historia, las diferentes subjetividades. Lo has hecho perfecto.
    Por otra parte, entrena el tema del espionaje, en unos días verás porque te lo digo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es disfrutar, Juan Carlos, sea con un mini relato o con unos mini días de relax (por cierto ¿los tuyos bien?)
      Besote.

      Eliminar
  8. hi ha tanta gent que viu en un món de mentides....no sé com s'ho fan, jo no podria....
    un petó escrit amb llimona, hauras de fumejar-lo per rebre'l
    victòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bó, Victòria! i a part del petó has escrit algun altre secret?

      Eliminar