viernes, 6 de abril de 2012

Lo he visto





Lo he visto, en una mujer vestida de negro
De rodillas ante una lápida,
Tocando la foto de un niño.
Con el pañuelo, mojado y arrugado,
Ocultando el sufrimiento al alba.

Lo he visto en un bombardeo,
Y aquellos que recogían los cuerpos,
De esos seres, que ya no eran nada,
Perjurando en silencio y a gritos,
Por la insensatez humana.

Lo he visto en un tranvía,
Que a ningún sitio te llevaba,
Pero que todos cogían, por si un día
Sólo uno, de esos días, sólo uno…
Tal vez, la meta cambiaba.

Lo he visto en una calle gris
Laberíntica y avejentada,
Llena de seres sin vida, sin ilusión
Y sin nada. Nada en lo que creer
Y sin ninguna esperanza.

Lo he visto en una sala,
Donde se decidía, quien sí,
Y quien no,
Volvería a tener casa.

Y mientras las letras
Disminuyen
Y la rima se relaja,
Yo sigo viendo el dolor.
Dolor que nunca descansa.

Y lloro.
Y grito.
Porque me han robado.

Han robado mi alma.



12 comentarios:

  1. Se ve por todos sitios, donde menos te lo esperas y donde ni siquiera tiene cabida.

    Besos Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que a veces, querida Elena, tanto dolor ajeno, te supera (no voy a volver a mirar el "telediario" en mi vida)Pero sigamos adelante con optimismo, que el ser humano, puede lograrlo (¿verdad?, ¿verdad? ¡uf!)
      Besazo enorme para ti.

      Eliminar
  2. Todo el dolor está ahí, para quien quiera verlo ... pero hay otras cosas también donde posar la mirada ...has cambiado el color, la forma y la rima para mirar el dolor ...
    bssoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me pregunto, mi estimado Spaghetti, si ha servido de algo mirar ese dolor ajeno si nada se puede hacer para aliviarlo. En fin, el próximo escrito juro que no será triste, para compensar.
      Besito.

      Eliminar
  3. No hay lugar en el que no encuentre su espacio, es la otra cara de la moneda.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me voy a refugiar en la "otra" cara de la moneda, San, que esta es demasiado triste y hay que seguir buscando la positividad en todo.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Terrible texto que desborda de emoción e impotencia. Este mundo que habitamos tienen tantas aristas ríspidas y crueles que a veces no es fácil sostener la esperanza...pero hay que seguir insistiendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a seguir insistiendo, Neogeminis, que siempre nos queda la esperanza de un mundo mejor, como bien dices.
      Un beso.

      Eliminar
  5. La teva ànima és ben teva, i ho serà sempre,a tú NO te la poden robar.
    Els que no tenen ànima són ells, com sino es pot fer el que fan....
    Es mort una viuda i va al cel, allí busca l'ànima del marit mort, no hi és. Va al infern i al purgatori, res. Torna al cel i pregunta per ell, quina feina feia? li demanen, banquer diu ella, la solució és fàcil: el seu marit no hi es enlloc perquè el seu marit no tenia ànima.
    petons Victòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Victòria, si es meva, llavors, perquè a vegades penso, que no em pertany, quan veig tan dolor pel mon i l'empatia em pot? Tot i així, era un dia tristm però avui ja fa sol.
      T'estimo.
      Muaks!

      Eliminar
  6. Sí, se ha visto el dolor. Por todas partes está. Y si sentimos ese dolor al verlo quiere decir que nada hay fuera de nosotros. Todo nos habla. Pero también hay alegría y esperanza para levantarnos del suelo como lo hacen los árboles y las cosechas.
    Un abrazo Juji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auntentico, esperanzador y real, mj, lo que dices.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar