miércoles, 25 de abril de 2012

Manías, supersticiones, amuletos... Jueves literario



La entrevista ha ido a las mil maravillas. Mi currículo es impresionante. Mis ganas de formar parte de esta empresa, expresadas a mi entrevistador y propietario de la misma, todo un sueño.
Entonces, ¿por qué me han acompañado amablemente, seguida de jefe de seguridad y todo, hasta la puerta, rogándome que no vuelva jamás?
Sigo repasando una y mil veces la entrevista, pero no encuentro nada que me ayude a entender ese cambio tan brusco de actitud.

A no ser… a no ser…

Tal vez, cuando le he propuesto que la ventana de mi nuevo despacho, tiene que dar al norte, porque me da buena suerte. Y que al entrar he visto que la recepcionista tenía un gato negro y que habrá que sacrificarlo, en cuanto entre en la empresa, porque todos sabemos lo que atrae un felino de ese color y ya que estamos, pondremos en las esquinas a muchos Maneki-neko, por si acaso. Y que estará prohibido que alguien lleve el color amarillo en su ropa, que también da mala suerte. Y que habrá que cambiar la ubicación del despacho del subdirector, porque al pasar por su lado, he sentido malas vibraciones. Y que cuando lleve mi pata de conejo en mi pelo pegado a mi diadema, lo martes y trece, no quiero comentarios al respecto. Y que…
No, no ¡que va! No pueden haber sido mis peticiones, porque son completamente normales.

¡Nada! ¡Que sigo sin entender porqué me han echado de la entrevista!




Encontraréis más relatos, con una sonrisa y buena suerte, en casa de Cristina



47 comentarios:

  1. ¿De verdad que esa persona no es consciente de los motivos por los que no le dieron el trabajo? ¡No me extraña que tuvieran que "invitarla" a salir de allí acompañada por la seguridad y todo! Juji, como siempre, sorprendiéndonos con sus simpáticos relatos que nos hacen reir, algo que es de agradecer. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé porqué, casi cada jueves, me sale esa "vena" humorística Cristina, tal vez, por la necesidad que tenemos todos de reírnos un rato y ya puestos, aprovecho la ocasión para pasármelo estupendamente mientras lo escribo también, ya que se me hace "durillo" cuando el tema se me impone (culpa de mi amigo Juan Carlos, que me invitó a esta genial iniciativa jajajaja)
      Un besazo y que te escriban muchos, muchos y muchos :)

      Eliminar
  2. Ay pobre, al final va a resultar que lo han largado por no llevar los calzoncillos de la buena suerte. A quién se le ocurre dejarlos en la lavadora sabiendo que tenía una entrevista de trabajo.

    Un abrazo Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un hombre, con diadema en el pelo? jajajaja Elena, era una mujer... aunque, igual el que no se puso los calzoncillos de la buena suerte fuera su entrevistador que le tocó una loca así :)
      Un besazo.

      Eliminar
  3. De verdad, hay gente que va así por el mundo y se lo cree.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, Josef, esperemos que no haya mucha gente así, sino mal vamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. jajajajaja Juji, has estado genial...y en esa Empresa muy considerados. No te han puesto una camisa de fuerza.... Gracias por la risa. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la echaron "con consideración y amabilidad" jijijijiji
      Besitos.

      Eliminar
  5. Muy bueno! La verdad es que yo tampoco lo entiendo, porque la muchacha es de lo más normal...jajajaj
    Muy divertido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no se entiende, ¿verdad, Teresa? jajaja
      Besotes.

      Eliminar
  6. Es verdad, es que no puede ser con las exigencias de las empresas, seguro que únicamente querían quitársela de encima para colocar a algún enchufado, porque ella no pedía nada ni raro ni que todos nos planteemos a diario. ¿Quién no tiene la casa mirando al norte y llena de Maneki-neko en cada habitación. (Bueno, esto último cada vez más, jejeje)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que fue por eso, Vte., para colocar a algún enchufado. Estoy de acuerdo contigo, ¿quién no vive mirando al norte con la casa llena de Manikis? ¡Si es que desde luego! juajuajua
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues yo tampoco lo entiendo, pero tengo el remedio para transformar la mala suerte en buena...

    Toma , dale este hechizo a esa chica y listo.

    Que coja un banco de tres patas y lo gire hacia arriba. Tome un puñado de sal y lo derrame sobre el banco mientras da tres vueltas a su alrededor, de derecha a izquierda. Después, que vuelva a poner el banco en posición inicial y se siente sobre él; de un giro completo sentada, en la misma dirección. Cuando acabe que se levante y gire de nuevo el banco patas arriba durante una semana sin que nadie lo toque y la buena suerte volverá a estar de su lado.

    Es un hechizo sacado de la red para personas desafortunadas, hala, a probarlo! Jajajaja!

    Un beso y un café, compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre del amor hermoso! jajajajajajaja Con un hechizo así, la suerte seguro que nos sonríe... o se nos parte de risa en las narices.
      Besitos.

      Eliminar
  8. era otra mujer la que te entrevistaba? puede ser que no quisiera competencias. Si querida, a veces las cosas no son como las pensamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un hombre, aunque seguro que aleccionado por una mujer para ese fin: hacer desaparecer la competencia jajajajaja
      Bess, Javier.

      Eliminar
  9. jaajajaa estaba tocada la pobre!...hay chifladuras para todos los gustos sobre la tierra que pisamos!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero si lo pobre, no había pedido nada extraño, Neo! juajuajuajua Sí, hija, sí, hay cada chalado por ahí...
      Besazo.

      Eliminar
  10. No entiendo por qué la echaron a la pobre chica...es que a estas empresas de nuevo cuño cualquier cambio les horroriza ...
    bsossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la cosa está de un subido que no veas, Spaghetti :) Con tanta parafernalia se olvidan del factor humano jajajajaja
      Besitos.

      Eliminar
  11. No digo yo si la escolto hasta la pueta de salida con segurita y todo, ¡ la pobre, que paranoia supersticiera! Las empresas no aguantan que tengas hijos van aguantar colgaderas, ni lo sueñesssss!
    Como siempre un caudal de ironía y una buena dosis de humor. Saluditosss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gloria, como siempre también, me encanta que os riáis con ganas. Lo demás, empresas cutres incluidas, que no nos quite el sueño.
      Besazos.

      Eliminar
  12. Una empresa que no se preocupa por los pormenores no vale la pena.
    Abrazo de lejecitos (por el qué dirán).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Sergio, tú achucha, achucha que no pasa na' :)y estoy de acuerdo contigo, la empresa que no acepta algo así, no vale la pena jajajajaja

      Eliminar
  13. Ja, ja, ja...
    No, no creo que fuera por sus peticiones, tampoco son tan raras dados los tiempos que corren. Digo yo..., no seria que le vieron algun tatuaje o algun pearcing?
    Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual llevaba de pearcing una pata de rana en la oreja, vete tú a saber, Sara :) Si es que la gente es muuuu rara jijijiji
      Besitos.

      Eliminar
  14. Dificil de entender si. Sobre todo si se va con esas exigencias, se ha de ir humildemente, ¿a quien se le ocurre? cachis...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que Carmen, la gente ya no tiene paciencia :) para cuatro cosillas de nada, mira tú como acabó...
      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  15. Destaco un dato genial: no es que la acompañara a la salida, sino que lo hizo apoyándose en un guardia de seguridad. Una de tus virtudes al escribir es la manera en que incluyes ese tipo de datos.
    Por otra parte, me has hecho recordar una entrevista de trabajo en la que estaba de empresa y creo que nos quedamos todos con ganas de agredir a la entrevistada, vaya tía más borde.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había que dejar muy clarito, Juan Carlos, que tipo de "amable" salida y acompañada de quien, sino... jajajaaaja Sí, creo que todos tenemos anécdotas que contar sobre las "maravillosas" entrevistas de trabajo que hemos soportado o realizado, que de todo nos ha tocado.
      Muaksssssssssss

      Eliminar
  16. jajajajajaa Me voy a dormir con una sonrisa imaginandome esa entrevista de trabajo, de lo mas normal. No me extraña que haya crisis si no se acepta a la gente con tan buen talante.
    Muaaakksssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta, Rosa! un sueño reparador acompañado de una sonrisa, ¿qué más se puede desear?
      MUakssssssssssssssss

      Eliminar
  17. Está claro que en esa empresa no estaban dispuestos a cambiar a pesar de que las peticiones de la entrevistada eran de lo más coherentes y lógicas. Tendrían que haberle estado agradecidos y en cambio fué acompañada hasta la puerte por un guarda de seguridad. ¡Ingratos!.
    Me recuerda una entrevista de trabajo que me hicieron de joven. El director me preguntó que cuales eran mis aspiraciones, a lo que contesté que aspiraba a sentarme en la silla que él estaba ocupando. También, como a tu protagonista, me mostraron la puerta de salida. Aún no sé muy bien porqué.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Pepe, tu entrevista me suena a chiste :) Pero como de todo hay, hasta me la voy a creer y todo. Ya ves a la protagonista "anjalico" como le fue jijijiji
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. está mi periquito en una rama d euna planta que tengo en mi habitación y que está en la ventana...está mi periquito de espaldas a la calle, ahí,tan pancho y escuchando a suman o como se escriba...está mi periquito leyéndome el penamiento mientras he leído tu texto...y me dice jlito que sí, que es imposible que a alguien le echen de una trabajo al cual aún no ha acceido por menudencias como esas...pero sabes, juji, mi periquito a la vez se está descojonando...¿acaso sabrías decirme por qué?
    medio beso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, no lo sé... ¿Podría ser porque le ha gustado esta tonta historia y le ha dado la risa? Ojalá, ojalá, ojalá jijijijiji
      Gracias, Gustavo. Me encanta tu risa.

      Eliminar
  19. jajajaj. BUENISIMO, no hay peor ciego que el que no quiere ver... Yo creo que esta chica, tiene que desprogramarse, no hay otra forma de vencer el maleficio y la mala suerte!
    (qué quisquillosos en esa empresa, lo de la ventana no era para tanto....jajaj)

    besos y abrazos mil, Juji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, Cas, "no hay peor ciego..." jajaja Habrá que desprogramarla o no encontrará nunca trabajo.
      Un besazo enorme.

      Eliminar
  20. Jajaja, pues yo tampoco entiendo porque la echaron, lo mismo no les propuso el Feng shui en la empresa, y oye, lo mismo llaman a más guardas de seguridad para acompañarla a casa para que no se perdiera por el camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encarni, si es que las empresas ya no tienen humanidad ni na' de na' jajajaja
      Besazos.

      Eliminar
  21. Pero a ver Juji a que empresa tan quisquillosa llegó esta chica, si es que.....yo tampoco entiendo que han visto de raro en ella.
    Divertidisimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo divertido es saber que sonreís, San.
      Un abrazote.

      Eliminar
  22. Juji, jajajajja desde luego las entrevistas de trabajo son como las muñecas rusas, nunca sabes cuando y como acaba de flotar a la realidad en esos momentos, yo creo que esta chica tiene que estar contenta de que no la cojieran para trabajar alli, seguro que encuentra otro trabajo donde la gente no sea tan extravagante, muy bueno y divertido tu relato , querida amiga, besos llenos de cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, Alma de Venus :) que cada uno en su lugar :)
      Besitos!

      Eliminar
  23. jajajaja... mira que esta muy bueno, me ha encantado y me has hecho reir de lo lindo, mira que todo, todito lo que has dicho me lo he imaginado y vaya, vaya que tpo de personaje es este eeee...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, repito: la satisfacción es robaros risas ;)
      UN besazo.

      Eliminar
  24. Espectacular la entrada, maravilloso lo que has logrado.

    ResponderEliminar