domingo, 22 de abril de 2012

Me adentré en su mundo...






Me adentré en su mundo de fantasía, para poder entender a donde iba, cuando su mirada se quedaba mirando un punto infinito y no a mí. Y para saber más de ella y comprender todo aquello que ella percibía y yo no entendía. Y para estar siempre junto a ella, aunque fuera perdiéndonos, allí donde moraba su imaginación.

Y me condujo por laberintos con Minotauros, por valles plagados de Pegasus, por aldeas habitadas por Elfos y Hadas, por rincones con luciérnagas, parlantes y de luz azulada...  

Me adentré en su mundo y ahora ya no puedo, ni quiero salir. Y es que, si volviera ahora, a mi naturaleza anterior, tan pragmática, real, rotunda y explícita… si volviera a ser el que era, sencillamente, moriría.  

16 comentarios:

  1. Cuando se ha catado el néctar de las sirenas voladoras, no queremos otras delicias que seguir soñando a lomos de centauros.
    Besitos desde el laberinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a buscarte al laberinto, Natàlia y nos adentramos juntas en más fantasías...
      Besitos, con sabor a hojas de menta recogidas en "nunca jamás"
      Buen domingo :)

      Eliminar
  2. Todos necesitamos adentrarnos en esos mundos alguna vez, por muy pragmáticos o prosaicos que seamos en nuestra vida necesitamos saber que existe otro mundo al que volver y que se halla en nuestro interior.

    Besos Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo expresas de bien, Elena. Yo lo veo así también, porque tanta realidad (esa tan fea que nos hacen ver sin tregua) puede llegar a dañarnos.
      Te mando un besazo, antes de meterme de lleno en una historia de duendecillos :)

      Eliminar
  3. He visto volar a un unicornio. ¿No serías tú?

    ResponderEliminar
  4. De un amor plagado de mitología y fantasía. ¿quién quiere dejarlo atrás y volver a la cruda realidad?
    Muy fantasiosa la entrada Juji, se nota que es domingo y la imaginación vuela más libre. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es: quien ama, tiene que conocer el mundo de fantasía del otro, sino, mal vamos jajaja. Gloria, domingo o no, a veces, apetece dejarse llevar, ¿verdad?
      Un besazo.

      Eliminar
  5. He visto un unicornio volando. ¿No serías tú?
    bssoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mientras volaba, te he sonreído, era yo, Spaghetti :)
      Un besazo.

      Eliminar
  6. Viure en la quarta dimensió és diver, però només una estoneta. Els "SEMPRE" són eterns, no hi ha qui els aguanti!!!! Trobo més entretingut anar variant de dimensió, segons voluntat.
    Aquest petó te l'hauras de mirar amb les olleres especials doncs és amb 3D, que el disfrutis!
    Victòria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se que dir-te, Victòria, si per mi fos, viviria sempre nel mon de la fantasia.
      Un petó en 3D també per a tu jajajaja

      Eliminar
  7. Una placentera empatía...=)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, Neo, placentera y ¡tan divertida! :)
      Besitos.

      Eliminar
  8. No sé, creo que tu, como yo y como varios de nuestros amigos llevamos mucho tiempo viviendo en ese mundo, lo siento como mi patria, aquella por la cual pelearía. Bien lo dices, abandonar ese mundo significaría morir.
    Besos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que comentario más bello, Juan Carlos. Coincido totalmente con todas y cada una de tus palabras.
      Besitos.

      Eliminar
  9. Sencillamente espectacular que blog más hermoso.

    ResponderEliminar