viernes, 8 de junio de 2012

El palmero




Ella le decía: "cántame". “Entóname una canción solo para mí, cántame tu amor por mí y si las tienes, también tus penas. Deja que oiga ese chorro de voz. Ámame con tu voz, mientras te bailo”.



Y él, compungido, le respondía: "No es que no quiera, mi amor, cantarle al mundo tus encantos, dar un do de pecho con mi amor por ti como estandarte. No es que no quiera, mi vida, es que no puedo. Yo solo sé, expresar lo que siento, haciendo palmas”. 


12 comentarios:

  1. Pues que palmee, cada uno expresa sus sentimiento como mejor sabe.
    Cuando vi el palmero creí que la historia iba de un oriundo de la isla de La Palma jajaja.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palmeando te digo: buen finde, Gloria y que no decaiga la fiesta y el sentimiento.

      Eliminar
  2. y es que hay cuerpos de palmas que merecen ovaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor. Coincido, Javier.
      Un bestio.

      Eliminar
  3. ¿Quien dice que los palmeros no expresan sentimientos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, Manuel, ¿quién lo dice? Te llega al alma, cuando los oyes.
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Las palmas, palomas, aplausos, golpes, sueños, abanicos, caricias, lo expresan todo. A veces sobran las palabras.
    Un aplauso al ritmo de mis palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plas, plas, plas, y reketeplas :) Yo también aplaudo a ritmo palmero tu comentario.
      Besito, Natalí, Musa de las palabras.

      Eliminar
  5. Pues palmea, amor palmea, yo seguiré bailando. No les hace falta más.
    Me gusta Juji,este baile acompasado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta, que te guste, San-"mi arma" y te lo digo con palmas, ¡olé!
      Besitos.

      Eliminar
  6. Te cuento, Juji, que hemos tenido una corriente mental. Iba ayer a trabajar y en las fantasías que me acompañan mientras conduzco tenía una que se llamaría amor bilingüe, una pareja que se ama si bien cada uno habla un idoma propio.
    Luego leo tu blog y me encuentro esa idea, con mayor riqueza tanto en el modo de expresarse como en el alcance de la historia.
    La tendré presente el fin de semana que creo vamos a escuchar flamenco en Córdoba, comprobaré como expresan su amor cantantes y palmeros.
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo dije, Juan Carlos... la corriente mental impera y domina según que días del año y se adueña de las mentes afines :) Escribe "amor bilingüe" que me encantaría leerla. Disfruta de ese flamenco por Córdoba y del encuentro. Espero que en cuanto lleguéis os pongáis todos sin demora, a explicar el viaje, para que lo disfrutemos aquellos que no hemos podido asistir.
      Un fuerte abrazo, amigo y buen viaje.

      Eliminar