lunes, 11 de junio de 2012

Evolución





Hace millones de años…


Míralos, son la vergüenza de la especie… Les ha dado por caminar casi erguidos y la hembra no llegará al metro con diez, y el macho, tal vez, diez centímetros más. Y su cerebro... estoy convencido que no es más grande que el nuestro. No creo que separarse de la especie les reporte algún beneficio. Es más, si siguen con esa altanería por creerse mejores que nosotros, ¿qué les deparará el futuro? Se quedaran solos y da miedo pensar, en que raza pueden llegar a convertirse...



16 comentarios:

  1. !Qué bien hablan los símios! ¿Tenían el don de la palabra? Nunca acabo de aprender, y no se hagan los distraídos que de ellos venimos y un día vimos una fruta prohibida y para tomarla, !puñetas! nos levantamos, así vamos, peor a cuatro patas, pero contra gustos.
    Besitoooo lunero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho me temo, Natàlia, que este simio sabía lo suyo y decidió quedarse como estaba, por si acaso :)
      Un besazo, en este día nublado, lluvioso y bellísimo.

      Eliminar
  2. Desde que vi la película "El planeta de los simios", no he dejado de pensar en el argumento y de que se pudiera hacer realidad.

    Un beso Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, simios u hombres, como en la peli, al final quien domina a las otras especies, se vuelve completamente un tirano absurdo... y ahora que me has puesto el gusanillo en el cuerpo, voy a volver a mirármela, aunque voy a optar la de los "años mozos" del Charlton Heston :)
      Un besazo enorme.

      Eliminar
    2. Como tiene que ser, a ésa me refería yo, me impactó la última imagen. Además, Charlton Heston es mi actor favorito.

      Eliminar
    3. Esa, esa :) Anoche la vi, Elena. Gustazo doble. Está bien recuperar de vez en cuando esos clásicos, aunque los hayamos visto cientos de veces.
      Un besico :)

      Eliminar
  3. Tal vez se quedaron en ese estadio de evolución al ver lo poco que habíamos avanzado con el nuestro jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Según nuestro amigo Darwin los humanos descendemos del mono. Los monos actuales es claro que seguirán evolucionando, aquello de la supervivencia de los mejor adaptados no sé donde los llevará, pero confío en que esa nueva evolución de su raza no desemboque también en el homo sapiens, porque es muy poco sapiens y constituye una evolución perversa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que viendo en que nos hemos convertido, casi hubiese sido mejor no "evolucionar". Pero bueno, tampoco todo es tan malo (creo... no sé... tal vez...).
      Un enorme beso, Pepe.

      Eliminar
  5. Humm... Pues yo me pregunto... Si el hombre ahora bebe anis del mono... Que beberia este mico, anis del hombre?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, Anónimo, tal vez... "¿qué sabe nadie?" :)
      Saludos.

      Eliminar
  6. Ellos saben que descienden del hombre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pobrecillos, Javier, por eso igual, tienen esa mirada...
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. En el zoo de Madrid leí una leyenda indonesia sobre los orangutanes. Decía que fueron esos primates que, cuando vieron como evolucionaban sus compañeros, decidieron quedarse como estaban. Y algo hay, porque noto mayor empatía mirando los ojos de algún orangután que lo de algún humano (¿humano?).
    Magnífico Juji. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía esa leyenda, pero es lo que quería reflejar... Esos ojos, a veces conmueven ¿verdad? Gracias, Juan Carlos.
      Un beso simiesco :)

      Eliminar