jueves, 23 de agosto de 2012

Fotografía inspiradora- Jueves literario




El bar está desierto, los últimos clientes se han ido hace unos minutos. El camarero me ha caído simpático y me he quedado para la última copa, ofrecida con mucha gracia.

Decido que es mejor un café que una copa, por si acabamos la noche, como imagino que la vamos a acabar. 
Amortigua el hilo musical, enciende las luces y me ofrece el café y ¡oh!... parece otra persona y todo lo que antes relucía, ahora es diferente.

Por mucho que ponga en la taza Verona, acompañada de instantáneas ítalas y por mucho que intente que se parezca a un café ristretto, este brebaje es lo más asqueroso que he bebido jamás.

Por mucho que insista en llamarse Giorgio, cuando horas antes un paisano suyo, lo llamó Jorge y le dio noticias de su natal Villa Verde del Ceporro y por mucho que insista, también, en acabar sus frases con esa cantinela característica y en conquistarme a la italiana, éste hoy, te lo juro por el Coliseo, los spaghetti y por Romeo y Giuletta, que éste ¡hoy se queda sin sexo!



20 comentarios:

  1. Es que !oh dulce Juji! no es italiano quien quiere, hay que tener mucha grazia e bellezza, cara mía, para ser un bravissimo italiano de pura cepa !dio mio!!! Voto a Apolo jujita, en ayunas se queda el del Ceporro.

    ResponderEliminar
  2. ...por suerte el café -aunque espantoso- llegó a tiempo para disipar las falsas expectativas!---hubiera sido mucho peor verlas después!
    =)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Eso eso... por mediocre jajajajaja!!!!

    Simpático tu relato Juji.

    Besos calabaceros

    ResponderEliminar
  4. La idea que me queda es lo atrayente que algunas veces resulta algo cuando lo vemos con una determinada distancia, con sus efectos especiales y como empeora cuando nos acercamos y se desmorona esa artificialidad.
    Hala, que le den al Jorge no-Giorgio, que con la mentira no se va a ningún lado.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Con lo bueno que emana de eso que llaman "encanto natural"... ¡él se lo pierde! jaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Malditas luces que te retornan a la triste realidad!
    De todas maneras, mejor que no sea italiano. Dicen que no son de fiar.

    ¡Hola Juji!
    Sigo tranquila, y pasando estoicamente este verano del demonio. Ya retornaré a la (bendita) rutina.
    Un besaco.

    ResponderEliminar
  7. ¡Eso le pasó por ir por la vida de latin lover de pacotilla! Muy buen final para el moscón de falsa apariencia. Me ha divertido. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Y es que un mal café puede acabar con la mejor historia de amor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Jajaja! Buen final le pondrá a la noche! En fin, bien merecido se lo tiene! Seguro que a este, no se le olvida que mejor era llamarse Jorge!
    Mucha chispa en el café Juji! Me ha gustado!
    Besos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  10. Se encienden las luces y la magia desaparece... y para remate el cafe aguachirri. !desde luego!...
    Besitos juji.

    ResponderEliminar
  11. Un impostor de lo más berreta este tal Jorge o Giorgio, no encuentro mejor castigo que tu final. Excelente Juji, saludos

    ResponderEliminar
  12. Afortunadamente el brebaje le abrió los ojos y la trajo a la realidad. Podría haber sido peor encontrase con el fraude al despertar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Con que un "italiano" farsante. Menuda jeta tiene el tío, aunque ella lo ha descubierto y se ha dado cuenta de que no es tan atractivo e interesante como parecía al principio de la noche y al parecer le dará su merecido. Muy divertido, como ya nos tienes acostumbrados. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Vaya con el Giorgio de Villa verde del Ceporro y además no sabía ni preparar un buen café... se quedó con las ganas!! le está bien empleado...
    Original y divertido tu relato, ahora sí que veo la taza jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Viene a demostrar y dejar patente una vez más, que no es oro todo lo que parece. Cuando se hizo la luz, se deshizo el encanto.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. jajajajaa que no es lo mismo el contenido que el continente!
    Por culpa de un cafe y un acento italiano la de tonterias que se llegan a hacer.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. No seas tan dura... quien no ha representado algún papel secundario para ligar? el chico solo quería sorprendente un poco.
    :)) Me pareció un relato muy entretenido y bien narrado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Besitos, abrazos, saludos y sonrisas a todos los amables y dicharacheros jueveros-y no- que han pasado por aquí, para dejar su opinión.
    ¡Hasta el próximo jueves, para algunos, y hasta ahora, para otros :)!

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja pero que decepción!!! Bueno quizás es mejor ese hombre que es real y la sorprende.
    Un beso.

    ResponderEliminar