viernes, 17 de agosto de 2012

La ceguera




De noche, siempre y sólo de noche, es cuando su hechicería sale a flote y es utilizada. Se encierra en su sótano y allí empieza a crear conjuros para impartir su magia.
Lo hace por tradición. Es ella la que tiene que velar por la salud de su aldea, como lo hizo su madre, su abuela y así hasta tiempos inmemorables las de su estirpe femenina.
No son conjuros inflexibles, más bien, creación de cambios en las vidas de aquellos que merecen una pequeña lección o una ayuda o un don, para estar mejor o para encauzar sus caminos y así puedan seguir regalando con su presencia, estabilidad y luz a ellos mismos y a sus congéneres.
Tan sólo una de las personas de toda la aldea, nunca ha sido objeto de su buen hacer, y es que nunca ha encontrado en él, el más mínimo intersticio de problemas o de conducta non grata. Él, rige su vida en un oasis de perfección difícil de igualar, incluso por ella, que emplea todo su saber para ese fin.

Hace dos noches, su abuela difunta, se le presentó en sueños y le dijo:
-Lo que tú llamas perfección, es la ceguera de tu amor. Ese hombre, con el cual nunca has usado tu poder, tiene tantos defectos como el que más, sólo que tú no los ves. Él, aunque sin mala intención, ha mentido por ti y ha creado malestar en otros, también por ti, llegando a cerrar la consulta durante horas sólo para verte pasar, e incluso, ha olvidado más de una visita regular a la nueva parturienta, para escribirte poemas de amor, que no tiene aún la valentía de entregarte.
Así que va siendo hora, querida nieta, de que vayas al río, recojas Caprifoliáceas, las machaques en el mortero con el aceite de Cinnamomum zeylanicum y te pongas unas gotitas en el escote y así, por fin, se te declarará, porque no quisiera tener que intervenir desde mi posición, para arreglar esta tontería de amor mutuo, que os ha cegado a los dos.

10 comentarios:

  1. Oh!!! com m'agraderia tenir aquest dó!!!!. Només són petits defectes, contrarietats però es fan tan carregossos, que pensar que amb un beuratge s'eliminaríen és un sommi deliciós, hi ha res millor que mirar per la felicitat propia i aliena?
    Un petó "fada bona", fins aviat,disfruta del que et queda....
    Victòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! i a mi, Victòria, i a mi... també m'encantaria ser un fada bona i cambiar una mica el mon.
      Fins aviat.
      Molts petons!

      Eliminar
  2. Jaja, me ha encantado esa abuela difunta y su "poción". Muy bueno el giro que toma la historia con esa aparición, imprevisible (al menos para mi). Me ha gustado el uso del término "intersticio".
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi lo que me gusta, es verte de nuevo por aquí y estar "activos" y poder volver a escribir y... y ¡todo! jajajaja
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. los mejores sortilegios, siempre son los de la carne

    ResponderEliminar
  4. Hermosa ceguera la del amor, ese no ver lo que otros lo tienen claro. Unas veces es bueno, otras... en este caso todo bien hilado. Precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que cuando se escribe de amor, todo es fácil, San :)
      Un besazo.

      Eliminar
  5. Uyyy Juji jujita mía, vuelves con un cuento de bruja ciega, porque ciego es el amor dicen, él está ciego de amor por ella, ayyy Juji, que resulte ese perfume sensual, que se encuentren sin venda en los ojos y se amen a ojos vista.
    Bonito cuento, cuéntame más, te envío besito refrescado de espumitas, aún despistada, te encontraba a faltar, pero regresas con las pilas recargadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha sido culpa mía, sino de los elementos "electro-cacaharreros", que me fallaron y desesperaron, más el tiempo que me roba el tiempo Natalí, pero siempre he estado aquí (aunque incomunicada jijijiji).
      Pronto, más y más...
      Gustazo de verte, leerte y sentirte mmmmmmmmm
      Tu Jujita jajajaja

      Eliminar