sábado, 4 de agosto de 2012

Protégeme




Rebélate, mamá. No dejes que te insulte como lo hace. No dejes que devore lentamente tu espíritu. No dejes, que ese cobarde, te maltrate.
Tienes que protegerte, mamá, sólo así, podrás protegerme a mí.
Recuerda, mamá, que un tanto por ciento elevadísimo, de aquellos que hemos visto o sufrido malos tratos, seremos maltratadores en potencia.
Rebélate, mamá, ante esta situación y ante él. Defiéndete.
Defiéndeme, como una loba.
Debes protegerte, mamá… porque sólo así, podrás protegerme a mí, de lo que podría llegar a ser.
Y yo, no quiero ser como él, mamá. No quiero.

16 comentarios:

  1. Estas letras relatan la historia de tantas mujeres que sufren en su cuerpo y su moral el maltrato de quienes suelen decir quererlas.
    El valor para cortar el vínculo suele llegar cuando piensan en los hijos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llega la fuerza, aunque sea por los hijos, algo es algo, Neo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Juji es una muy buena forma de poner en marcha ese grito, PROTEGETE- PROTEGEME, porque el maltrato no cesa, la mujer ha de tomar conciencia y sobre todo llenarse de valor, para luchar, para pedir ayuda y salir de ese pozo ciego, por ella y por los hijos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, San, sea de donde sea, esa fuerza tiene que llegar y romper las cadenas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Eso es lo que deberíamos hacer tod@s, Juji, proteger. ¿Tan difícil es poner los medios para ayudarlas? Impresiónate texto... triste realidad.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la realidad, siempre supera la ficción, Mari Carmen. Mientras tanto, un escrito más, aunque no sirva de nada... al menos, incita a no olvidar lo que sucede.
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. La realidad que nos acompaña a diario, hacer conciencia de que PROTEGER no es aguantar...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día, se darán cuenta, Matices.
      Besos.

      Eliminar
  5. El maltrato a la mujer es una tremenda ingmominia personal y social. Tu le añades un matiz muchas veces ignorado. La necesidad de no aguantar, la necesidad de protegerse no sólo por ella, sino por sus hijos. Pienso que muchos hijos han tenido necesidad de expresar ese grito que está patente en tu denuncia. No permitas que vivamos y mamemos como natural esa violencia ejercida sobre la mujer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que creo, Pepe, que a veces, olvidan el drama que viven esos hijos, mientras ellas soportan tanta aberración.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Se me puso la piel de gallina. En tan pocas palabras el sentimiento es tanto

    Me encantó

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lucila. Si un escrito ya pone la piel de gallina, imagina la realidad...
      Saludos.

      Eliminar
  7. Ojalà els infants neixeisin amb les idees tan clares per poder cridar aixó a la mare!, però la realitat que tenen és la única que coneixen, i l'enteniment tot just se'ls hi està formant.....
    N'hi ha que la vida que els hi ha tocat és com per no haver comprat l'entrada...
    Denuncia, reivindicació, protesta, crida, revolta... és el que em de fer els que tenim la sort de no patir-ho.
    Una forta abraçada companya de rebeldia!!
    Victòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sempre: companyes de rebeldia, fins a l'ultim alé. Els teius comentaris son, com sempre, un regal. Gàcies, Muaks!

      Eliminar