miércoles, 12 de septiembre de 2012

Promesas







-Y aquí, viviremos felices para siempre…
-¿Lo prometes?
-Lo prometo.
-¿Qué será esa bola de fuego que desciende del cielo?
-Nada de lo que tengas que preocuparte. Te lo prometo.


8 comentarios:

  1. Al Dino y a la Dina felices y enamorados lo que caía del cielo les pilló felices comiendo árboles enteros, a todos nos llega nuestro meteoro, importa que en ese momento nos encuentre vivos y amantes, ya se sabe que las promesas se las lleva el viento, en este caso huracanado y tórrido.
    Ocupa más mi comentario que tu muy sugerente texto, y es que quien sabe, sabeeee, juji, jujinita mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji, es que la foto me lo ha puesto en bandeja :)
      Buscaba un cosa en concreto para un escrito y he encontrado esta filtrada y curiosamente me ha venido a la cabeza estas "promesas"... Una cabeza, que como puede ver, mi queridísima Natalí, está llena de pájaros jajajaja.
      Un besazo enorme, amiga.

      Eliminar
  2. Queda claro que no hay un lugar para siempre.
    bssoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca. Todo es efímero y nada perdura en el tiempo... Pero, seamos positivos, tampoco vamos a vivir cientos de años, mi querido Spaghetti :)
      Besitos.

      Eliminar
  3. Felices para siempre, o sea, hasta que esto se acabe, y se acaba bajo las llamas, uf, qué mal rollo.

    Besos Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no te me deprimas, Elena, al menos morirán juntitos y la promesa, él puede mantenerla -más o menos- claro :)
      Besazos, querida amiga.

      Eliminar
  4. Bueno, ya dice el dicho que el hombre (o dinosaurio) propone y Dios (o la meteorología) dispone.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es: que lo que sea que sea, será, sea lo que sea que tenga que ser jajajajajaja
      Besazos enormes para ti, JC.

      Eliminar