viernes, 19 de octubre de 2012

"La bien pagá"





En silencio impreco, mientras retuerzo mis manos. Mis arrugas, surcan las expresiones de odio y asco, ya grabadas a fuego en mi rostro. Rostro que desaparece, cuando mis ojos negros centellean y lo eclipsan todo imponiéndose. Soy, lo que algunos mal lenguados definirían como, una zorra insensible. Si acaso alguien cree que eso puede llegar a afectarme, mi sonrisa malévola sale a borbotones, como la sangre de una herida mal curada. Negro es mi aire y negro mi corazón. No entiendo de perdones ni de empatías. Los visados hacia el paraíso, están caducados en un cajón polvoriento, donde guardo también, las felicitaciones que nunca enviaré. Desprecio todo aquello que tengo, más aquello que nunca tendré. La lite me excita más que un acuerdo. Acordar, es de necios estúpidos. Recordar, es de cobardes ineptos, que huyen del presente amparándose en una imaginaria sensación. Detesto este mundo y a sus habitantes. Y a esos bobalicones que dibujan corazones a una edad adulta. Y a los que reparten sus abrazos como caramelos en Halloween.
Acabo de despedir a una de mis sirvientas. La muy descarada le decía a la cocinera que “estaba mu bien pagá, pa’ hacer lo que hacía, pero que si la gente supiera…”.
¿Y qué tendría que saber mi público estúpido y aberrantemente influenciable de mí? Les ofrezco aquello que desean. Mis novelas de amor, esas que los estirados ineptos llaman sin tapujos, novela rosa, se publican en cientos de países, mis historias absurdas e intolerablemente ridículas, han sido llevadas al cine, mis hipócritas comentarios expresados con estudiado esmero, son elogiados como el summum de la exquisitez.
¿Qué tiene que ver el autor con su obra?, ¿qué tengo que ver yo con esa ridiculez que escribo?, ¿acaso creen que vivo entre rosas sin espinas, como los protagonistas de mis obras?
Me pagan por escribir de aquello que desconozco y que aborrezco, así que lo de “bien pagá” no se ciñe, ni cuantifica, a lo que merecería cobrar realmente.

22 comentarios:

  1. Parece escrito por un personaje de Halloween, de esos que queriendo dar miedo producen risas.
    bsssosss Juji.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hala, se ha quedado descansando!
    Es lo malo que tiene el arte al servicio del poder, en este caso del dinero. Escribir por mandato u obligación te deja esa sensación que siente tu protagonista, el vacío, la frustración. De todas maneras hay gente "pa to".

    Un besote Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que cuando no puede ser, no puede ser :) Una "señora" así, no debería escribir de amor... ¿o sí? como bien dices, por dinero uno vende el alma, aunque sea como en este caso, escribiendo novelas rosa.
      Un besote y un abrazote :)mi querida Elena.

      Eliminar
  3. Es que normalmente las personas "secas de sentimientos" son las que mejores los narran, debe ser que ven las cosas sentimentaloides como episodios de estupidez supina con la distancia adecuada que los demás ni sentimos ni percibimos al estar en ese trance amoroso.
    Y encima se forra con algo que no siente ni cree,¡ pues tiene mérito!
    Besos de gofio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una descripción realmente acertada, Gloria. Creo que el "problema" de la dama en cuestión, es ese, sin más. De hecho, ¿cuántos escritores "malcarados" escriben o escribían como los ángeles?
      Un besote.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Mmmmmm, mi Tata-Isa :) ¡Cuánto tiempo sin verte por aquí!

      Un besazo enorme como la "llauna de cargols" que me debes.

      Eliminar
  5. y qué sabe la gente, para hacer juicios de los demás tan sólo para sentirse menos desgraciados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, Rodolfo: "¿qué-sabe-naide?"
      Abrazo.

      Eliminar
  6. uf. me ha divertido y me ha dejado pensando!

    muy bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Miralunas, de tu diversión, pero no le des muchas vueltas :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues creo que la bien pagá, se merece un aplauso, porque eso de escribir sobre lo que no se siente, ha de ser sobrehumano o esquizofrénico, a lo mejor tiene doble personalidad y al escribir suela su alter ego. Aplauso, repito para esa araña peluda por dentro, que ha de escocer ser así, pero si le va pues nada, hay gustos para todo, y si encima les da gustirrinin a las lectoras de lo rosa, pues no es tan mala. Ahora que lo medito, muchas veces al escribir nos metemos en pieles abominables o melindrosas, la que escribe no es el personaje, cosa que a veces se confunde, más aplauso ben pagá, otro para la escribiente enmascarada y besito a lo jujinis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves, Natalí, que en tu meditación has llegado a "la verdad? La "bien paga'" tiene el corazón negro y aún así escribe sobre el amor... y nosotras, que somos encantadoras jijiji, escribimos muchas veces de cosas "mu" feas. Nunca hay que confundir nunca al autor con su obra, como bien dices.
      Besitos salados (y añado unas castañas y unos "panillets")

      PD: He consultado todas las enciclopedias y diccionarios y no encuentro la definición de "besito a lo jujinis". "Me-lo-explique-señora" jajajajajajaja

      Eliminar
  8. A mi tu texto me hace pensar en la alienación que nos supone el trabajo, cualquiera que sea, a cambio del suedo o los honorarios interpretamos el papel que nos toque.
    Claro que no lo hacemos con el escepticismo de tu personaje, jeje.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, no quiero imaginarme así, como esa borde, antes de ir a trabajar, aunque sí que tienes razón, en cuanto a que antes de salir todos nos ponemos la máscara y ¡ala! a interpretar el papel.
      Un punto de vista muy bueno y diferente, amigo.
      Me fascinan siempre los diversos puntos de vista, ante un mismo texto.
      Un abrazote enorme.

      Eliminar
  9. Muy bueno, Juji, un texto lleno de ironía y múltiples reflexiones, y que, en cierto modo, ratifica lo que muchas veces he pensado. Algunos que escriben, debaten y disertan sobre el amor (los hay que lo hacen hasta el hastío) o no lo tienen o no lo conocen.

    Muy interesante el comentario de Juan Carlos sobre la alienación que supone el trabajo.

    Continua escribiendo, Juji, me gusta la frescura con que lo haces.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Mari Carmen, el texto da para muchas reflexiones, de hecho, todos habéis llegado a alguna y como siempre digo, eso me encanta.
      Gracias por lo de "la frescura" :) es un aliciente más que complace leer.
      Besitos y muchos abrazos.

      Eliminar
  10. Me encantó! Creo que me repito cuando te comento, pero no te miento, es que de verdad, me encantó!

    Todo tiene un precio, la fama es puro cuento y nadie es felíz con lo que tiene. Al fin de cuentas, quiere tenerlas todas....jajaj

    besos amiga Juji, la del polvo de estrellas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no Casss, no te repites :) si te encantó, pues te encantó y es todo un placer saberlo.
      La del polvo de estrellas, te mando un abrazo enorme.

      Eliminar
  11. Con carácter, ya lo creo. Hay varias lecturas dentro de este relato, y todas interesantes. De momento sigamos haciendo lo que nos gusta, ya vendrán tiempos peores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tiempo peores se van intercalando con los buenos, así se hacen soportables, Maribel... pero a "esa" quien sabe si llegará la venganza en forma de amor romántico jajajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar