sábado, 3 de noviembre de 2012

Apariencia engañosa





No pienso dejar que nadie lo sepa, lo intuya o lo note. 
Voy a seguir con mi pose, mirando a los componentes de este reducido grupo hasta que salgamos de este maldito ascensor, observando a unos y a otros con mi estudiada mirada inquisitiva, por su –supuesta- culpabilidad.

¡Si supieran que tras mi pose ensayada de señora de bien y mi altanería, estoy a punto de estallar de la risa!

Un “pedito apestosillo y sonoro” se le puede escapar a cualquiera, pero aunque haya sido yo, nunca dejaría que lo supieran estos peleles y trepas, del departamento de ventas –y estafas- de la empresa adyacente a la mía… así que ¡control! Que ya falta poco para el vigésimo piso.




Cotidianidad... ¿literaria? 

16 comentarios:

  1. ¡Pero por Dios, una señora tirándose un cuesco en el ascensor, qué falta de moralidad!
    Jajajajaja... qué cosas se te ocurren Juji.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijijiji... hay que escribir de todo Elena :) y más cosas inventadísimas, ¿eh?, que esto ¡válgame dios! esto no ha sucedido jamás de lo jamases jajajaja
      Un besazo enorme, amiga.

      Eliminar
  2. Y ¿qué tiene de raro? Es lo que está haciendo la clase dirigente de este país, desde ellos a la señora del ascensor que tan bien se lo pasa.
    Me ha divertido, amiga, muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, todos a disimular, unos disimulando mientras roban y nos engañan y otros, como la señora del ascensor <:)
      Me encanta que te hayas divertido.
      Besitos.

      Eliminar
  3. ¿Porqué será que estas cosillas nos producen tanta gracia>?. Simpático momento "disimulo" este que nos muestras, Juji. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la cotidianidad a veces resulta hilarante, Pepe. Un placer que te haya gustado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. jajajaja... te puedes creer que sucedió ? jajajaja, traje de chaqueta de Dior, guantes de la mejor piel...sólo un " pero "...se le escapó sonoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Desde luego! ¡Qué cosas! Ni un traje de Dior nos puede "domesticar" jajajaja.

      Eliminar
  5. Anda que... bueno, esto es cotidiano pasa y nunca encuentras al culpable, aunque entre tu y yo siempre se lo endosamos a alguien (pobre). Cómo dice mi sobrino de cinco años cuando erupta "salud" :).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo normal, y no hay que darle ninguna importancia. De hecho, me burlo de ello.
      ¡Salud! Matices :)
      Una brazo.

      Eliminar
  6. Muy bueno Jujinis, la nena tiene sus cuartos traseros tapados en traje chaqueta, y hasta la planta 20 puede matar a los de ventas y timos, así disimuladamente, que mueran gaseados y ella inmune porque son sus gases.
    Llegué con la madrugada y me he reído con ganas por tu probada maestría sardónica, besito con vals !qué cursi! besazo a lo Klimt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Nat, que ingenio el tuyo, me he reído más con tu comentario que con mi historia. Que imaginación desbordante la tuya, jamía.
      Ben tornata! Mi querida Natalí, deseando estoy ya de leer tu crónica-viajera :)
      Besitos Jujinis.

      Eliminar
  7. Cualquier cosa se puede perder o escapar, menos la "facha", la apariencia, de gran dama. ¿Yo señor? ¡No, señor!
    y aquí no ha pasado nada, (bueno ni más ni menos que un relato divertido!!!)

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Casss, tan solo pretendía, hacer de una tontería normal, a la que se le de excesiva importancia, algo divertido.
      Un besote.

      Eliminar
  8. Esa apariencia ya no cuela porque está demostrado que son lo peores pedorros del universo aunque ellos crean que sus "escapes" huelan a Chanel o Hugo ademas la cara de repugnancia que se les queda delatan su falta de clase?
    Divertida y olorosa entrada. Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Gloria, por mucho que insistan, nunca lo ocultarán con unas gotas de Chanel. Me alegra que te haya divertido y ¡sin olores!
      Besitos.

      Eliminar