domingo, 20 de enero de 2013

Deserción





Mis diablillos, esos seres imaginarios a los que siempre aludo, alegando que nunca he tenido Musas, sino traviesos susurros a los que puse cuernos y carillas traviesas, que revoloteaban, ayudaban e incluso, obligaban a escribir, han desertado.
¡Oh, sí! Como os lo cuento. Han hecho el equipaje y se han ido, los muy traidores.
Y aquí estoy ahora, sin meta, sin rumbo y sin inspiración.
Tendría que haberlos encadenado, o engañado, o incluso sobornado, para que siguieran a mi lado, pero por lo visto, haberlos dejado vivir y revolotear a su libre albedrío por mi mente, les ha dado alas y ganas de explorar otros mundos por ahí, o estarán emborrachándose en una taberna para descansar… nunca se sabe con estos traidores y traviesos personajillos.
Y ahora: Nada.
Folios y folios en blanco. Relatos que son peor que una esquela dedicada a un tirano al que todos odiaban.
Pozo sin agua. Flores de plástico. Imaginación castrada.

¿Qué se hace en estos casos?

Imagino que recurrir a un psiquiatra, no es aconsejable, porque seguro que acaba internándome, manifestando que tengo algún tipo de trastorno mental. Lógico… no puedes ir hablando por ahí de diablillos, Musas y cosas así.

Contratar los servicios de un investigador privado, para que los busque y los traiga de vuelta, creo que tampoco es muy factible, más que nada porque creo que estos profesionales no están por este tipo de labor.

Poner un anuncio en el periódico, en internet, o pegándolo por todas las paredes de mi ciudad pues no me convence… y tampoco sabría que escribir (¡maldita inspiración!) porque si tengo que poner algo así como “volved a casa, os echo de menos” o “se buscan”, me moriría de puro aburrimiento y vergüenza.
¡Oh, por favor! ¿Qué voy a hacer ahora?

Seguro que acabo tirándome al alcohol, o tirándome de los pelos, o tirándome al vecino… sea como sea, algo acabará siendo tiramoleado… ¿”Tiramoleado”? ¡Oh, Dioses! Ahora, hasta me invento palabros…
¡De acuerdo! Hasta que no vuelvan, me abandono al ocio, dejo de escribir, y paso a engrosar la lista de “pseudo-escritores malditos”.

Es lo que hay, ni más ni menos.

18 comentarios:

  1. Juji de mis amores... Es que estas señoritas musarañas o enmusadas no tienen ni piedad ni vergüenza. Eres tú la que tienes que escandalizarlas o darles un par de collejas para que pongan a faenar.

    Chicas! No hagáis esto a mi amiga, a currar o tendremos unas palabras vosotras y yo!!!!

    beso y café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, eso, eso, ten esas palabras con ellas :)
      Censu, ¿sabes eso de "no hay mal que por bien no venga"? pues en este caso va bien, porque así, ahora, os leeré mejor y más, os podré comentar, disfrutaré visitando blogs de amigos y desconocidos y me dejaré "ver" más a menudo.
      Un besito.

      Eliminar
  2. Si de tirar toca, mejor creo que es la opción del vecino...pero nada estos diablillos van a lo suyo, unas veces aquí otras allá y una a esperar. Cuando regresen atalos corto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ains, San, como me hacéis reír!, lo del vecino sí que parece la mejor opción, pero si vieras a mi vecino cambiarías de opinión jajajajaja. Lo dicho a Censu: ahora tendré más tiempo para estar entre vosotros y disfrutar.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Vamos a ver, ante todo calma, mucha calma.
    Lo primero no hacer de esto un drama, sólo serviría para agravar el desasosiego.
    Lo segundo no forzar la máquina, eso sólo pariría engendros de los que te arrepentirás.
    Lo tercero leer, y créeme, te lo digo por propia experiencia pues lo mismo que a ti te está pasando me pasa a mí continuamente, entonces cojo un libro y a veces en él encuentro la inspiración, una palabra, una frase, una idea es suficiente.

    Un beso Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, ¡pero si no paro de leer, creéme! pero la inspiración nunca me ha llegado por ahí... en fin, creo que es bueno parar, disfrutar y cuando vuelva "la cosa esa" llamada inspiración, pues a usarla y a disfrutar, que para eso estamos por aquí.
      Pero, tus consejos, apuntados están :)

      Un besazo enorme y hasta ahora... dentro de na' :)

      Eliminar
  4. Lo del psiquiatra, creo que tienes razón. No.
    Lo del investigador privado puede ser interesante ... ya imagino "aquella seductora dama me encargó buscar a un grupo de diablillos: ¡Diablos! donde se busca un grupo de diablillos, ¿en el bar?"
    Y en el bar, tomando tragos, el grupo de diablillos ríe y bebe y bebe y ríe ... ¡Malditos diabillos borrachuzos!
    Y como el bar cerró, ellos deambulaban hasta ver que en el alfeizar de un balcón había una botella y acudieron alli, sin prisas, pero con ansias.
    Entonces fue cuando Juji pactó con ellos: "dejad aquí vuestra inspiración y nunca os faltará algo espirituoso y líquido"
    Ellos se rindieron, se cumplía su sueño.
    Pues todo lo anterior, nada. Que llevo leyendo más de un año a esa Juji y sé que tiene esencia suficiente dentro de si para no necesitar diablillos.
    Por favor, sigue escribiendo.
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero que bueno!, ¡genial!, ¡divertido! ¡Pero cúanto me hacéis reír!, ¡Cuánto seguís sorprendiéndome todos!
      Eres increíble, JC. Increíble. Un comentario así, ya es una historia de la cual puedes incluso sacar partido... ¡viva la imaginación!
      Un besazo enorme.

      Eliminar
  5. No te hacen falta diablillos inspiradores...ignóralos, dales vacaciones o un ERE para que sepan lo bien que estaban a tu lado...mientras tanto sigue escribiendo Juji.
    bssoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buena idea, Spaghetti! Es más, a esos, si un día vuelven, les voy a dar con la puerta en las narices :) Mientras tanto, voy a seguir aprendiendo, mirando, y dejando fluir la imaginación, hasta que me llegue la bendita inspiración.
      Un abrazote que cruje huesos.

      Eliminar
  6. Sé lo que se sienten, a veces parece que las musas me abandonan. Aun así creo que son más confiables que estos seres que mencionás. Tal vez sea brownies, una clase de duendes de color pardo, que según Stevenson, los inspiraban. Se supone que le inspiraron esa historia de Jeckill y Hyde.
    A veces he probado con metodos surrealistas. Abrir un libro al azar y escribir el primer sustantivo que se encuentre. Luego abrir al azar un segundo libro, para tomar un adjetivo. Y repetir lo mismo con un tercero y cuarto, buscando una verbo y un complemento. De eso vago podria surgir una idea.
    O se puede recortar un texto, palabra por palabra, mezclandolas y sacandolas al azar, registrando su nuevo orden. Y subrayando lo que parezca una idea.
    ¿Da resultado? No sé si soy un ejemplo. He escrito algunos fragmentos, más bien comienzos. Tengo muchos comienzos que no he logrado desarrollar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Demi", lo de mis diablillos, surgió, porque todos hablaban de Musas, y yo a esas no las conozco jajajajaja. Bromas a parte, mi forma de escribir, es tan simple como: mi imaginación se posa en un objeto, sentimiento o personaje y éstos se adueñan de lo demás y surgen las letras...
      Estoy tranquila. Todo a su tiempo, sin forzar, que lo maravilloso de escribir, es al fin y al cabo, la diversión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ni musas ni arañas, esos diablillos se van unos días de vacatas y vuelven, que los tenías explotados, mientras inventa palabras, tiroleados del tirol, sin control, como esa famosa palabra jujinita o jujinis.
    ¿Qué tal está tu vecino? Tranqui Jujita mía que para no tener inspiración te ha quedado muy inspirado, besitos luneros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Natalí, los tenía explotaditos de tanto pedirles más y más jajajajaja, seguro que por eso se han ido, los muy traidores.
      Mi vecino, ejem, mejor dejarlo que da "cosilla" jajajajajaja.
      Ahora a descansar, y mañana, será otro día.
      Jujinis para ti, con todo mi cariño.

      Eliminar
    2. Jujineta, JUJIII, ¡TE HAS TIRAMOLEADO AL VECINO?...no te de cosilla, ejem. Voy a proponer a esos carcamales de la R.A.E que incluyan ese vocablo y también el verbo JUJINAR.
      Calma, no achucho, mañana sábado será otro día y más que vendrán, amanece que no es poco. Pero las Musas ¿moscas?, diablillos te rondan, ahí están las puñeteras ¿no las ves? Pos yo diría que te inspiran incluso sin tú saberlo, por algo son paganas míticas pecadoras y no entran en los diccionarios apostólicos. Muy bueno el comentario del J.C, menudo es el amigo, uyyy.

      P.D: Ara et propos que com que visc a las andorres i soc de Barna, em sembla que ja sería hora de veuren's les boniques cares, jajaja (o haaaa, haaa, en calatà) un soparet o dinaret, un xerrameca, et, et. Baixo sovint, així qué...si us plau envia´m mail, el meu es andorrí i tullit (consta en el meu perfil) per quedar. Sempre si vols, jujineta, pel contrari cap problema. Petons a dojus jijinis.

      Eliminar
    3. Correu enviat :) M'apunto, logicament i amb molta ilu!

      Jujinis :)

      Eliminar
  8. y es que hay que jo... fastidiarse, se nos van y nos dejan tiraos los mu desagradecios, yo estoy dispuesto cuando me regresen darles dos bofetones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero si tú no tienes estos problemas, Rodolfo! No te me quejes :)
      Pero si te pasa, cuando vuelvan, les das un copita, unos abrazos y tal vez no se vayan nunca más.
      Abrazo.

      Eliminar