domingo, 27 de octubre de 2013

Sentir y omitir




Ayer fuimos a uno de esos centros comerciales de bricolaje, donde me siento tan agobiada y fuera de lugar, pero no había más remedio si quería mis soñadas estanterías acabadas. Te abandoné vilmente, cuando tanto tornillo me empezó a irritar, reconozco que por mi incomprensión ante tanta forma y opción. Me fui al la única sección que logro tolerar: la de lámparas y bombillas.
Una de ellas me encandiló cual polilla humana y allí me dejé llevar con la imaginación a otro lugar. De repente, sentí una necesidad imperiosa de ti y un amor que me desbordaba. Y ante mi sorpresa ante algo tan visceral e inesperado, fui al buscarte con una urgencia infantil en mis piernas que me hizo tropezar varias veces. Cuando una paz reconocible me invadió e iba a abrazarte casi gritando, algo me detuvo y volví sobre mis pasos avergonzada.
No te dije nada, cuando fuiste tú quien al final vino a buscarme y me susurraste palabras doradas mientras me besabas. Y debería haberlo hecho. Tal vez, y solo digo, que tal vez, cuando estropeé horas más tarde nuestra noche, igual, habrías podido recurrir a mi impetuoso sentimiento para perdonarme con menos cautela.
No es fácil escribir y no saber hablar. No es nada fácil, te lo aseguro, tener tan bellos sentimientos y no expresarlos en su tiempo exacto. Y tampoco es nada fácil, ser la persona que te ama más que a su propia vida y hacerte daño sin controlar mis palabras.
Escritora de pacotilla soy y oradora de palabras que jamás debería pronunciar y de palabras que jamás debería callar.
Contradicción humana que me desespera.
Y aún así, hoy escribo esta fábula inventada, para pedir perdón.

Pido perdón a mis silencios no compartidos e inoportunos, a las palabras dichas con poco acierto, a los escritos vacuos y sobre todo, te pido perdón a ti, personaje inventado, a quien he amado y herido en mi escrito, sin posibilidad de dejar oír tu voz. 

12 comentarios:

  1. Juji una bella forma de pedir perdón. No es facil comunicar sentimientos, no es facil dejarse llevar sin más, pero hay ocasiones en las que es tan necesario...nunca es tarde para un nuevo intento.
    Buena imaginación la tuya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se dice aquello que no pensamos y otras, no se demuestra lo que en verdad sentimos. Este relato nació en base a esas carencias (o excesos).
      Eres un encanto, San.
      Besitos,

      Eliminar
  2. Apunté una frase cuyo final pensaba utilizar como lema, pero tras leerte decido regalártela. "Otros en mi lugar escriben como hablan, pero yo escribo como callo".
    La dice Amin Maalouf a través de Baldassare en "El viaje de Baldassare"
    Me encantó leerte. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por este bellísimo regalo. La frase es realmente perfecta.
      Tú si que sabes :)
      MUAKS

      Eliminar
  3. Sí, es difícil contar de forma bella lo que se siente, a veces imposible, pero es bueno armarse de valor e intentarlo, bueno y admirable.

    Un beso Juji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos tan imperfectos, Elena, que solo queda tener valor y gritar a los cuatro vientos, lo que se siente... y lo que no se siente, también :) para despistar jajajaja
      Un abrazo enorme, amiga mía.

      Eliminar
  4. Da gusto verte tan enamorada en la ficción como en la vida.
    bsazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains! Spaghetti, nada mejor que el amor... y si es ficción, más perfecto será.
      Besazos.

      Eliminar
  5. Con esta plegaria de amor y perdón ¡quién se va a negar a concedértelo!.
    Por cierto dame la dirección de ese lugar que le hace sentir a uno esas cosas tan agradables...
    Besos luminosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaaja, pues mira: un taller mecánico, una ferreteria, una calle... cualquier sitio donde haya seres humanos y te sientas fuera de lugar :)
      Besos enormes y bellos.

      Eliminar
  6. No ens hauriem d'autocensurar quan el que ens surt de dins són aquestes ganes d'estimar. Encara que en aquell moment estiguem a la ferreteria, al mercat, o estenent la roba. Que hi ha gent?...doncs que es morin d'enveja.....
    Una enorme abraçada,
    Victòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu sempre tan pragmatica i tan encantadora... el pròxim relat faré que es despullin i tot en públic jijijiji
      Fins ara, amiga meva.

      Eliminar